RADIO ON LINE | ¡Apaga la luz y atrévete a escucharnos!

30 junio 2006

El Extraño Gato de Tonalá



RELATOS DE ULTRATUMBA
Mi relato sucedió en el año de 1983 en la ciudad de Tonalá, Chis., en donde radicábamos en aquella época, resulta que estábamos ya dispuestos a dormir, eran como las 11 de la noche, en la planta alta de la casa dormíamos los varones (tengo 6 hermanos) y en ese momento mi padre estaba con mi madre en una hamaca colocada en la terraza de la planta alta, ya estaban semidormidos cuando mi padre alcanzo a escuchar la voz de mi hermana la cual tenia su habitación en la planta baja igual que mis padres y en ese entonces de unos 12 años de edad, cuando mi padre escucho que ella hablaba, se levanto de manera desesperada tanto así que mi madre y yo nos dimos cuenta y lo seguimos, cuando llegamos a la sala vimos sorprendidos que se hallaba un gato de color pardo y más grande de el tamaño normal de un gato común y corriente, pero lo que nos causo sorpresa y miedo es que mi hermana se encontraba en la puerta de su habitación y le decía a el animal con el rostro lleno de miedo y como tirándole manazos ¡¡gato!! ¡¡gato!! y el animal estaba parado arriba de la televisión en sus patas traseras, con los brazos levantados y bailando de un lado a otro en un ademán de burla hacia mi hermana, cuando mi padre vio esto tomo una escoba que estaba a su paso y cerramos de inmediato la puerta de la casa, cuando el gato nos vio quiso salir.

Debo hacer mención que ya anteriormente en esa casa siempre aparecían excrementos de gato en los muebles de la sala y no sabíamos como entraba el gato a la casa hasta que un día mi papa sorprendió a ese mismo gato defecando en los muebles y al seguirlo vio que se dirigió hacia un agujero que estaba en una ventana de vidrio logro agarrarlo de la cola pero cuando el gato increíblemente pasaba en ese pequeño agujero sentía como se le resbalaba la cola entre sus manos como si fuera mantequilla y se le escapo.

Pues resulta que en esta ocasión cuando el gato quiso salir y buscaba el mismo agujero, mi padre con solo ponerle la escoba encima y jalarla hacia el, el gato se venia pegado en la escoba pegando unos maullidos muy feos mi padre dice que sentía como descargas eléctricas en todo el cuerpo cada vez que tocaba a el animal con la escoba, después el gato corría desesperado por las paredes hacia arriba y al llegar al techo se estrellaba con este. El caso es que mi padre lucho hasta matar a este animal que como les relato, era de tamaño fuera de lo normal.

Nombre: Octavio Espinosa Hernández
Lugar: Coatzacoalcos, Veracruz.

29 junio 2006

El Colectivero


RELATOS DE ULTRATUMBA
Una noche en Rosario (provincia Argentina), enfrente del cementerio "El Salvador", un colectivero (chofer de ómnibus) de la línea "114" iba conduciendo de noche medio dormido, de pronto, ve impotente como una chica se le cruza velozmente frente al ómnibus y este la arroya.


El colectivero asustado por lo sucedido y lo tétrico del lugar decide retroceder, esquivar el cadáver de la chica y escapar. Luego de unos minutos de ir a toda velocidad y no detenerse en sus paradas normales, completamente histérico ve por el espejo retrovisor, que la chica que había arrollado está sentada en el ultimo asiento mirándolo fijo y llorando.

Nombre: Ignacio
Lugar: Argentina

27 junio 2006

Un asteroide pasará cerca de la Tierra

NOTICIAS
Un asteroide de unos 500 metros de diámetro, denominado 2004 XP14, pasará cerca de la Tierra el próximo lunes 3 de julio, a poca más distancia de la que separa la Luna del planeta.
Fuente: El País

26 junio 2006

El Espiritu Macabro



RELATOS DE ULTRATUMBA
Cuando murió mi abuelo estaba en casá de él acompañado de mi tía, en ese instante sono el telefono y contesto mi tía y escucho una voz lejana, seca y hueca, que decía,-"...habla la voz del Espiritu Macabro"-, en ese momento se corto la comunicacion. Curiosamente justo en ese momento nos avisaron del hospital que mi abuelo había muerto.
Nombre: Carlos
Edad: 43 Años
Lugar: Chihuahua, México

25 junio 2006

El Caso: Elias Marìn

UFOLOGIA / ENCUENTROS CERCANOS
Mi Nombre es Elías, a la edad de 10 años tuve un incidente a mi parecer paranormal...
Era una noche de verano del 1995 cuando a las 12:00 am un ruido muy fuerte me despertó. El ruido era metálico, aumentaba y disminuía como si lo que lo estuviera provocando daba vueltas en círculos. Las ventanas vibraban y las cortinas de mi cuarto subían y bajaban como si hubiera mucho aire. Mi reacción fue la de taparme con las cobijas y cerrar los ojos.
Luego no sentía la cama como si estuviera flotando o algo así. No tenía control de mi cuerpo.

Elìas Marìn Chaparro, nos relata su experiencìa

Después de unos 2 min. Sentí de nuevo la cama pero el ruido se iba alejando hasta que se dejo de escuchar y las cortinas dejaron de levantarse. Al checar de nuevo mi reloj eran las 2:00 am. Estaba en un estado de shock nervioso que duro aproximadamente una media hora. No sabia que me había pasado en ese espacio de tiempo perdido, y el porque del miedo que tenia a algo pero no lograba recordar nada.

Casà donde ocurrieron los hechos en Cuauhtemoc, Chihuahua

Cabe destacar que yo desconocía de todo lo relacionado a Extraterrestres y Ovnis en ese tiempo. A la semana al estar haciendo zapping(cambiar de canales en la TV), me detuve en unas imágenes de unos seres grises, era el programa de los X-Files. En mi cabeza me empezaron a bombardear recuerdos de estos seres. Sabia que yo ya los había visto pero no tengo ni un recuerdo exacto. Nada mas una semana antes o después (no recuerdo exactamente) estaba también durmiendo, y al despertarme por unos ruidos vi corriendo hacia el baño( el baño se encuentra enfrente de mi cama) lo que para mi eran unos niños calvos (eran 3) y me volví a quedar dormido rápidamente.


Dibujo realizado pòr Elìas Marìn en el cual se muestra los seres que el mismo observo.


Otra noche me despierta el mismo ruido metálico de la primera ocasión y al abrir los ojos todo mi cuarto estaba completamente alumbrado de una luz roja muy potente, nuevamente no me podía mover. El fenómeno duro muy poco.

La puerta del baño donde se vieron estos seres.

De ahí en adelante empecé a tener avistamientos OVNI. Lo extraño es que yo no estaba con un interés de ver el cielo, sino como que algo me insinuaba a voltear a ver el cielo y era cuando veía los Objetos Voladores. Mi atracción e interés a todo lo relacionado con la ufología comenzó a partir de estos sucesos. Espero conseguir a un especialista en regresiones para saber que fue lo que me paso en esa noche.

Responsable de esta publicación: Elías Marín Chaparro

23 junio 2006

Hasta los huesos

RELATOS DE ULTRATUMBA
Bueno, la siguiente es una historia verdadera. Estábamos en mi casa mis dos hermanas y yo, hace como 10 años de esto, estábamos viendo la TV, cuando de un momento a otro empezó a sonar como si tocaran la ventana. Es bueno aclarar que estábamos en el segundo piso. En ese mismo instante la TV empezó a encenderse y apagarse, y a cambiar de canal como si tuviese vida.

Nos asustamos muchísimo y nos fuimos corriendo al cuarto que compartieran mis hermanas. En ese momento escuchábamos que alguien subía por la escalera de madera muy lentamente. Cabe aclarar que estábamos completamente solos en la casa. Al terminar de subir supuestamente la escalera, sentimos como si los pasos se dirigiesen hacia el cuarto en donde nos encontrábamos. No miento al decir que me oriné de miedo, además al mismo instante las luces de la casa, las cuales habíamos prendido todas, empezaron a parpadear y se escuchaba un ruido lejano, como un lamento o algo por el estilo, además de un olor como a moho y yo particularmente comencé a sentir un frío que realmente me llegaba hasta los huesos. Creo que por un momento perdí la razón y cuando recobré el sentido, justo en ese instante llegaron mis padres y es ahí cuando empezó lo peor, ya que escuchamos los pasos de como se alejaba lo que halla sido eso y como empezaba a bajar las escaleras.


La ventana que sonaba se cerró automáticamente y el TV se puso en el canal que originalmente había estado. No sé si me crean o no, pero eso es lo que en verdad pasó y aun hasta ahora me da un poco de temor quedarme solo en casa y peor pasar la noche en esa parte de mi casa.
Nombre: Javier
Edad: 23 años

Fuente: fantasmas.com.mx

22 junio 2006

Las Profecías Mayas


MISTERIOS PREHISPANICOS
Los mayas nos dejaron a nosotros los habitantes del planeta tierra de hoy, un mensaje escrito en piedra, un mensaje que contiene siete profecías, una parte de alerta y una parte de esperanza, el mensaje de alerta profetiza sobre lo que va a pasar en estos tiempos que vivimos, el mensaje de esperanza nos habla sobre los cambios que debemos de realizar en nosotros mismos para impulsar la humanidad hacia la nueva era. La era de mujer, la era de la madre, la era de la sensibilidad.Todos nosotros, de una manera u otra sentimos que estamos comenzando a vivir los tiempos del Apocalipsis. Todos sentimos la guerra, guerra por el petróleo, guerra por la paz.

Cada día hay mas erupciones volcánicas, la polución generada por nuestra tecnología se ha vuelto alarmante, hemos debilitado la capa de ozono que nos protege de las radiaciones del sol, hemos contaminado al planeta con nuestros desechos industriales y basuras. La devastación de los recursos naturales esta acabando con las fuentes de agua, con el aire que respiramos; el clima ha cambiado y las temperaturas han aumentado de manera impresionante.

Los glaciales y nevados se derriten, grandes inundaciones se suceden en todo el mundo; enormes tornados pusieron en peligro a Florida y gigantescos huracanes desbastaron a Centroamérica. Nos amenaza el caos informático, la pobreza generalizada por los efectos del caos económico se siente en casi todos los países del mundo.

Todos buscamos respuestas y un camino seguro para los tiempos que vivimos. Reconocemos a partir de los problemas que enfrentamos a diario que no estamos viviendo en armonía. Muchas religiones elaboraron profecías acerca de lo que está pasando, la Biblia anuncio que cuando todos estos hechos sucedieran al mismo tiempo estarían llegando los tiempos del Apocalipsis.

Los Mayas sabían que esto iba a suceder exactamente en estos tiempos, por eso dejaron unas guías para que cada uno de nosotros, de manera individual, contribuya a llevar a la humanidad hacia el amanecer de la galaxia, a una nueva era en que no habrá más caos ni destrucción. Nos dejaron siete profecías en las que hablan de sus visiones de futuro, de nuestro presente. Están basadas en las conclusiones de sus estudios científicos y religiosos sobre el funcionamiento del universo.
Si deseas leer las profecías mayas completas, estas se encuentran en el foro enigmático.
Fuente: México-Tenoch

16 junio 2006

Tipos de Extraterrestres

UFOLOGIA
Durante muchos años se ha especulado sobre el aspecto real de los extraterrestres, segun descripciones de gente que ha tenido contacto cercano o han sido víctimas de Abducción, los extraterrestres son de distintas formas, lo cual confirmaría la sospecha, de ser cierto, que muchas razas distintas visitan la tierra y que cada una tiene sus propia motivación y distintos propósitos en nuestro planeta.Además hago referencia a datos interesantes del pasado en los cuales podrían estar vinculados estos seres, lo que también podría darnos una idea de hace cuanto tiempo visitan la tierra.


Los gigantes: Tambien llamados seres nórdicos. Estos seres son practicamente iguales a nosotros existiendo pequeñas diferencias, podría ser que inlcuso caminen entre nosotros y no lo sepamos, esto a muchos puede sonarle horrible, imaginarse convivir con un extraterrestre, para otros es un verdadero aliciente que indica que la raza humana es tan perfecta como para provenir incluso de las estrellas.En muchos casos estos alienígenas tienen la piel extremadamente blanca, cabello muy negro y ojos negros o de color muy oscuro, profundos, nada extraordinario, además que muchos de ellos alcanzan la estatura de 2m. Existen pinturas rupestres donde se hallan representados humanoides mucho más altos que los hombres normales, en algunos casos representados con un torso triangular y grandes cabezas que podrían ser cascos y trajes espaciales.


Enanitos verdes: Durante mucho tiempo se han reportado casos de seres diminutos comandando naves interestelares, según testigos estos seres pueden producir un cierto brillo fosforescente en la oscuridad, se mueven con rapidez y tienen amplios poderes telepáticos, aparentemente están fuertemente asociados con los duendes de las mitologías de todas las razas humanas, fácilmente explicable por las características, los poderes psíquicos y la manera en que aparecen y desaparecen. Durante mucho tiempo se manejo la idea casi absoluta que los extraterrestres eran estos seres verdes, incluso en caricaturas, aún hoy les llamamos marcianitos y con seguridad mucha gente al escuchar esta palabra se imagina este tipo de seres pequeñitos, verdes y con grandes orejas puntiagudas.


Los grises: Estos seres cuentan ya con una gran fama en la tierra, representados numerosas veces en películas, portadas de discos y en muchas series, los grises son los más conocidos de todos, sin embargo gozan de buena reputación, como seres amables y amigables (esperemos que así sea...), su característica principal es su color de piel gris, así como sus ojos grandes negros brillantes, pero que no reflejan, son descritos como de pequeño tamaño con un aspecto humanoide semajente al de un niño de 8 a 10 años, con cabezas muy grandes desproporcionadas, largo cuello, brazos y dedos, no tienen nariz, simpemente fosas nasales ni párpados, aunque algunas teorías apuntan a que sus ojos no son así, sino que están recubiertos por una especie de lentes que los protege, estos lentes se encontrarían adheridos al globo ocular como si fueran lentes de contacto, carecen de orejas y de labios.Se hicieron famosos por la portada del libro "Communion" de Whitley Strieber.Las referencias a estos seres no tienen una precisa cronología fue hasta recientes fechas cuando se adoptó como imágen de cualquier ser extraterrestre casi de manera mundial, la asociación inmediata de esta imágen con seres de otros mundos ha traspasado casi todas las barreras convirtiendose en un símbolo de las razas cósmicas.


Zoomórficos: Son seres con formas semajantes a animales, tomando en cuenta que el Universo es muy vasto y que en nuestro mismo planeta la diversidad de especies es muy extensa no es tan absurdo pensar en que una raza de algún animal no homínido haya evolucionado tanto como para poder viajar años luz, los mismos dinosaurios en sus últimas etapas evolutivas se estaban convirtiendo en seres de menor tamaño pero dotados de un arma más poderosa, la inteligencia.

Si no hubiese sucedido el evento de extinción de estos animales, probablemente nuestro mundo actual estaría regido por reptiloides, que seguna algunos, es una de las razas que nos visitan.

Los reptiloides son seres híbridos mezcla de humanos y reptiles, son famosos porque se les ha representado en libros, revistas, series y películas, son claramente asociados con actividades malignas, ya sea invasión, cosecha de seres humanos o de animales para alimentarse o devastación de los recursos.Tambien uno de estos seres que ha sido asociado con los extraterrestres y que incluso se cree es una de esas razas que pasa por aqui para comer y reabastecerse antes de continuar su viajes es el famoso Chupacabras, conocido por la gente gracias a los medios de difusión por eventos sucedidos en todo latinoamética y posteriormente en varias partes más del mundo.

Se dice que este ser se alimentaba de la sangre del ganado, dejándolos totalmente secos, dicen algunos testigos que son seres de pequeño tamaño, con largos colmillos, alas y cuerpo parecido al de un perro, así como espinas en la espalda, algunos apuntan a que estas pueden ser extensiones de su columna vertebral.
Poco se sabe de la fisiología de estos seres, puede ser que la vida en su planeta se haya desarrolado de manera distinta, así como en la tierra existen seres pluricelulares que pueden dar origen a nuevas especies insospechadas, seres que no necesitan aire y que se alimentan de gases y compuestos químicos nocivos para los demás organismos.La vida de estos seres puede estar originada por nuevos compuestos impensables para nosotros, pero a los cuales se han adaptado por vivir en su propia atmósfera planetaria.

Fuente® La Plaza Virtual

OVNI al Sur de la Ciudad de México


UFOLOGIA
El pasado viernes 2 de junio, a las 10-15 de la mañana el Sr. Vinko Segota reporta la observación de un objeto de forma discoidal brillante sobrevolando y oscilando en el cielo hacia la zona de Ciudad Universitaria al Sur de la ciudad de México.
El Sr. Segota comenta que durante la observación pudo apreciar varias esferas plateadas alrededor de este objeto.
El cual después de unos minutos empezó a ascender y perderse entre la bruma y nubes del cielo. La observación se realizo con binoculares desde la zona de Mixcoac, en el Distrito Federal.

Fuente: www.ovnis.tv

06 junio 2006

Los Cíclopes Extraterrestres


Autor: Pablo Villarrubia y Claudio T. Suenaga

UFOLOGIA / ENCUENTROS CERCANOS
Forzamos con los hombros el portón de metal y éste, despacio, se abrió parcialmente. Accedimos a un terreno baldío repleto de maleza que escondía los cimientos de una antigua casa. A la izquierda se levantaba un frondoso árbol de aguacates de unos diez metros de altura. Éramos conscientes de que aquella visita era un viaje al pasado, al rescate de una historia que parecía imposible. Nuestro guía, José Marcos Gomes Vidal, señaló el árbol y nos dijo: “Sigue de pie. Si pudiera hablar nos contaría lo que pasó en aquella noche del 28 de agosto del 1963”, aseguró. Él era uno de los tres testigos de lo sucedido…
Casi no dábamos crédito; estábamos pisando la maleza que cubría el escenario de uno de los casos más enigmáticos y estremecedores de la ufología. Ahora era un terreno con los restos de una humilde vivienda situada en el barrio de Sagrada Familia, en la periferia de la ciudad de Belo Horizonte, la contaminada y ajetreada capital del Estado brasileño de Minas Gerais.
Allí ocurrió algo desconcertante. Lo que el entonces niño José Marcos, –siete años–, y sus amigos, los hermanos Fernando –11 años– y Ronaldo Eustaquio Gualberto –9 años– observaron parecía haber salido de las páginas de un tratado de mitología: los terroríficos cíclopes.


El pisar el mismo lugar donde aparecieron los cuatro tétricos gigantes de un sólo ojo, nos provocó un escalofrío. Y es que no era para menos. Únicamente había que recordar la historia que habíamos leído en numerosas ocasiones en libros y enciclopedias de misterio. Estábamos en la calle Conselheiro Lafaiette, en el número 1.533, un vecindario tranquilo con edificios no demasiado altos. En 1963 era una vía con pocos vecinos, sin iluminación, con mucha vegetación y muy poco transitada.

“Hace varios años que no vengo aquí, y pese a lo que pasó, guardo buenos recuerdos de mi infancia en este barrio de gente sencilla. Allí –señalaba José Marcos, un hombre de 48 años, dibujante industrial de profesión– quedaba el pozo y un viejo barril de gasolina donde fuí a recoger agua para lavar un colador de café cuando aquello apareció…”.

El día anterior habíamos localizado a José Marcos Vidal haciendo un trabajo solidario de cocinero para una fiesta caritativa en un centro espiritista de Belo Horizonte, la Sociedade Espírita Amor y Caridad. Nos atendió amablemente y se comprometió a llevarnos, en su automóvil, hasta el escenario de los sucesos acaecidos hace más de 40 años. Por el camino nos contó cómo era su vida, cuando trabajó en el desierto de Irak para una constructora brasileña de carreteras y puentes; de su infancia de pobreza pero feliz, jugando con las cometas, con las peonzas y ganando algunas monedas para ayudar a la familia transportando la compra de los que iban a los mercadillos.
Dejamos a Vidal que rebuscara en las entrañas de su memoria, casi ajeno a nuestra presencia: “Era una noche un poco fría, sobre las 19.00 horas. De ello me acuerdo porque llevaba una cazadora. Yo vivía en la esquina de abajo, en la calle Godofredo de Araujo, en una segunda planta y había ido a la casa de mis dos amigos. El cielo estaba muy limpio, podíamos ver las estrellas. Había Luna. Fuí a buscar agua en el barril del patio para limpiar un colador de café. Mi amigo Fernando me sujetaba por la cintura para alcanzar el agua, en el fondo del barril, con un cazo. Yo sé que Fernando se largó y me caí hacia atrás. Entonces apareció aquello. Era una bola transparente suspendida en el aire, a unos ocho metros, situada sobre el árbol de aguacates, pero sin tocar sus ramas y sin emitir ningún ruido”.

Los niños señalan el lugar de los hechos.

Miramos hacia el árbol aún frondoso intentando reconstruir la escena. En realidad teníamos una fotocopia del primer y el segundo informe publicados sobre el caso, en el desaparecido boletín de la Sociedade Brasileira de Estudos dos Discos Voadores (1965-66), en un artículo del veterano y pionero ufólogo de Minas Gerais, el psicólogo Húlvio Brant Aleixo.

Hulvio B. Aleixo

El expediente recogía –durante las entrevistas que realizó a los tres niños– que la esfera debía tener poco más de tres metros y medio de diámetro, era transparente, surcada por unas líneas rectas; además sobresalía, en su parte superior, una especie de antena en forma de “V”. Pero lo más importante era que la esfera presentaba en su interior a cuatro seres de aspecto humanoide, sentados delante de algún aparato o panel de control.
Uno de los seres, el de la izquierda, era gordo y había otro que los niños interpretaron como una mujer, dados sus cabellos largos y rubios. Otro, más delgado, parecía manipular los controles de una mesa donde había una pantalla. Los hombres eran completamente calvos y todos portaban una suerte de escafandra, y algo similar a “cuero arrugado” en el tórax y en las articulaciones de brazos y rodillas. Hasta la cintura el traje era de color marrón, mientras que el pantalón era blanco y las botas negras de caño llegaban hasta las rodillas. El casco era transparente, y sobre el mismo se extendía una “antena” circular.

“Yo tardé un poco más en ver al gigante que ya caminaba sobre la tierra, pues estaba con la cabeza metida en la boca del pozo. Más tarde me contarían que éste bajó entre dos haces de luz amarilla que se proyectaron hacia abajo, procedentes de la esfera suspendida en el aire”.
Vidal nos refirió que se quedó muy impresionado cuando súbitamente vio aquel ser de gran estatura, de unos dos metros, piel roja y con un solo ojo en el entrecejo, de color oscuro y sin esclerótica.

Los hermanos Ronaldo y Fernando apreciaron que el humanoide caminaba hacia ellos balanceándose de un lado a otro y, rápidamente, se escondieron aprovechando la oscuridad. Marcos Vidal seguía inclinado dentro del barril. Quizá el ruido metálico del cazo despertó la atención del cíclope, que empezó a dirigirse hacia él. En ese momento Fernando salió en su auxilio. Todo ocurrió en cuestión de segundos.
El cíclope desistió de buscar a los niños en sus escondrijos y se sentó en el borde del pozo. Luego se levantó y, según contó Marcos Vidal, intentó decirles algo que no entendieron. Su voz era muy grave y pareció sonreír, exhibiendo unos “dientes muy afilados y feos”. Aunque Marcos no lo recordara, el informe de Aleixo daba cuenta de que el gigante hizo algunos gestos mientras hablaba. Empleando el pulgar como centro, con el indicador de la otra mano hizo un círculo en el aire en torno al pulgar, y otros concéntricos, quizá cinco o seis veces. ¿Qué podría significar eso? Si comparamos esto con otro caso, también ocurrido en Brasil, pero en 1947 –en Pitanga–, quizá podríamos hallar una explicación: los humanoides aparecidos en este último lugar –también con cascos transparentes y embozados en escafandras– trataban de señalar a un hacendado los círculos concéntricos de un sistema solar y situar en una de las esferas su supuesto planeta de origen.
Continuamos leyendo, allí mismo, en el mismo lugar de los hechos, el insólito informe. El cíclope señaló a los tres muchachos haciéndoles un gesto que interpretaron como una invitación a “dormir”. Además señaló a la Luna, juntando posteriormente las manos, como si tratara de volar hacia nuestro satélite natural. En ese momento se levantó y al girarse, los niños vieron un especie de caja de color ocre colgada a su espalda. Fue en ese momento de distracción de la criatura cuando Fernando agarró un ladrillo con la idea de darle en el casco. Aunque no lo vió, el cíclope se giró de un salto y, a la altura de su pecho, se encendió un pequeño rectángulo luminoso que emitió un haz de luz amarilla que se proyectó sobre la mano del niño. Éste, preso del miedo, instantáneamente dejó caer la piedra al suelo.
Mientras tanto, la supuesta nave seguía suspendida en el aire sobre el árbol. Uno de los seres que parecía controlar o mirar la pantalla de un “extraño televisor”, giró la cabeza hacia abajo, haciendo un gesto a su compañero en tierra. Entonces, los niños percibieron que tenía el mismo rostro, es decir, calvo y con un sólo ojo. En ese momento José Marcos se asomó de su escondrijo en el patio y preguntó: “¿Vais a volver algún día? Pareció entenderme, pues enseguida vimos cómo él movía la cabeza afirmativamente, respondiendo a mi pregunta. Es decir, ellos volverán nuevamente”, aseguraba Vidal mirando fijamente al árbol.
El “acto final” transcurrió como sigue: el cíclope se agachó para arrancar una planta. A continuación surgieron dos haces de luz paralelos bajo la nave, y el gigante se situó entre ellos, elevándose poco después lentamente.



Todo su cuerpo pasó por una abertura redonda y entró nuevamente en el vehículo. Los niños pudieron ver cómo se movía dentro y tomaba asiento. La nave empezó a ascender hasta alcanzar una altura de entre 12 y 15 metros; sólo entonces emitió una luz muy fuerte y se inclinó 45 grados partiendo hacia el nordeste. Y así, desaparecía totalmente.
Resulta extraño, como observó Aleixo, que los chicos, hasta la partida del vehículo volador, no huyeran. Sólo entonces José Marcos Vidal corrió hacia el interior de la casa de sus amigos donde se escondió, muy asustado, bajo la cama. Tuvieron que recurrir a su padre, que vivía en la esquina de la calle, para que lo sacara de su escondrijo. Durante un tiempo los muchachos evitaban salir de casa por la noche. Así, el miedo se transformó en curiosidad, en esperanza de retorno, al menos por parte de Vidal.

Yo me quedaba sentado en la barandilla del balcón de mi casa, mirando al cielo, esperando que un día aquellos seres regresaran”. “¿No tenías miedo de su regreso?”, preguntó Suenaga. “No, porque si ellos hubieran querido hacernos daño lo habrían hecho aquel inolvidable día. Creo que querían ver cómo vivíamos nosotros, lo que hacíamos…”.
“¿Aún tienes esperanza de que ellos vuelvan?”,
preguntamos con evidente interés. “La esperanza es la última que muere; sí me gustaría volver a verlos”.
Llegados a este punto era importante saber si Vidal ya conocía el espiritismo en aquellos tiempos. Había que descartar si hubo alguna influencia en la posible interpretación del suceso. “No, en aquella época la religión espírita aún había sido poco divulgada y sólo la conocí de adulto”.
Otro dato interesante nos llevaba al aspecto más humano de lo vivido por el testigo, las sensaciones en suma experimentadas al regresar al lugar del avistamiento. “Ha sido muy bueno recordar in situ aquello aunque quede muy poco de la casa de mis amigos. La mía era aquella, la de la esquina –señalaba conmovido–. Como ya os dije, la infancia me trae buenos recuerdos”.
Después de lo acaecido, se percataron de que habían quedado algunas huellas en el suelo, cerca del pozo. Vidal nos aseguró que eran como huellas de botas, con algunas perforaciones en su interior de forma triangular. Contenían residuos de cemento y cal de unas reformas en la casa. El humanoide debía ser muy pesado pues dejó las mismas en una tierra muy dura. También encontraron las marcas triangulares, con 1,5 metros de cada lado, aproximadamente.
El padre de Ronaldo y Fernando no estaba en su hogar durante los acontecimientos, pero sí la madre, María José, que alcanzó a ver, por la ventana de su cuarto, una luz verdosa –quizá reflejo de las hojas del frondoso árbol– mientras cuidaba de su hijo menor, de un año de edad. En aquellos tiempos había muchos árboles en Sagrada Familia, lo que podría explicar que otros vecinos no hubieran sido partícipes de la insólita experiencia.
Fuente: Enigmas 2/6/2006