RADIO ON LINE | ¡Apaga la luz y atrévete a escucharnos!

13 julio 2007

Tiburón Prehistórico Capturado en Japón


CRIPTOZOOLOGIA
El 23 de enero del 2007, Personal del Awashima Marine Park (Numazu, Japón) encontraron este extraño escualo de 1'6 metros de longitud, el ejemplar era una hembra de una poco frecuente especie que suele vivir a mas de 600 metros de profundidad en las zonas abisales.
Se podría decir que este tiburón es un verdadero fósil viviente pues no parece haber evolucionado desde hace millones de años. El escualo murió pocas horas después de ser capturado y es presumible que emergiera a la superficie para morir o el mismo cambio de presión originara su muerte. Los restos fueron guardado para estudio en el parque marino.

12 julio 2007

Psicóticos y Psicópatas

Por: Pilar López Bernués
Colaboradora de Enigma 900
en Barcelona, España

ARTICULOS ENIGMATICOS

Entre los muchos enigmas que nos rodean, existe uno al que es difícil enfrentarse y entender con la razón. Ya se ha hablado sobre ello en esta web, de modo que sólo voy a expresar algunas anotaciones complementarias que he obtenido tras la lectura de un detallado estudio firmado por el criminólogo Vicente Garrido, en concreto “La Mente Criminal”.

Cuando hablamos de psicóticos nos estamos refiriendo a personas enfermas. En su mente oyen voces, viven existencias paralelas y sus actuaciones son reflejos de un cerebro insano.
Los psicópatas son seres perfectamente “normales” y plenamente conscientes de lo que hacen. Su particularidad estriba en que no sienten pena, culpa, compasión o remordimientos. Quizá su actitud sea la del egoísmo llevado al límite.

El primer asesino en serie conocido fue Jack el Destripador. Y es curioso constatar que sus crímenes tuvieron algo positivo: Sirvieron para concienciar a los londinenses de las condiciones insalubres de determinados barrios como Witechapel.

En la época de Jack apenas se recogían muestras en el lugar del crímen y la detención e inculpamiento de criminales se basaba especialmente en las versiones de testigos. Pero mientras el Destripador ponía en velo a Scotland Yard empezaba a nacer la ciencia forense...

Primero fueron las fichas antropomórficas hechas a los detenidos. En la creencia de que no existen dos cuerpos absolutamente iguales, se tomaban unas determinadas medidas que podían servir más tarde para detectar a un sospechoso ya fichado.

Luego llegó la dactilografía, aunque en un principio no se consideró que una sola huella fuera suficiente para identificar a una persona y solían usarse las diez. A principios del siglo XX el conocimiento y uso de las huellas digitales era aún muy pobre. Recientemente, el ADN y el estudio del perfil se han sumado a los métodos forenses.

Parece que cada asesino en serie deja su “firma” de alguna forma, aunque no deje ninguna, ello forma parte de su perfil. Por lo general, suelen ser personas con un alto nivel intelectual, se creen superiores e invencibles. Otros, por el contrario, buscan un protagonismo que les ceda un lugar en la historia.

Uno de los casos más extraños es el de Ted Bundy. Era un hombre atractivo, con estudios y una vida estable. Mató a docenas de jóvenes estudiantes a las que no conocía. Disfrutaba matando y violando, incluso a los cadáveres. Cada vez su “necesidad” se hizo mayor, pero Ted era un hombre astuto y no dejaba rastro de sí. Cuando lo detuvieron, él mismo actuó como abogado defensor, completamente seguro de su status superior, y hasta ofreció sus servicios al FBI para identificar y capturar a otro asesino en serie que ya llevaba más víctimas que él.

Parece ser que hay una clara diferencia entre hombres y mujeres “asesinos en serie”. Mientras en los primeros suele imperar un retorcido deseo sexual, de posesión o sometimiento de la víctima, las mujeres que actúan solas persiguen otro tipo de satisfacciones, por ejemplo el económico.

Lo que puede llegar a hacer un ser humano con otros seres humanos es un auténtico enigma, como lo es el “por qué”. Afortunadamente, la ciencia aplicada a la criminología ha supuesto un paso importante en esa caza del hombre, una caza que no debería tener razón de ser entre seres que se llaman civilizados, pero todos sabemos que, por desgracia, bajo todas las apariencias, estatus sociales y culturas existen seres que sólo disfrutan matando o torturando... ¿Por qué?

10 julio 2007

¿Fantasma en las minas de Cusihuiriachi?
Por: Rafael Oseguera
Nota:
Ha sido omitido el nombre de la victima y la fecha exacta del incidente por respeto a la familia y a la memoria de la persona fallecida en este lugar.
De igual forma y por cuestiones de ética ha sido desvanecido el rostro de los paramédicos que parecen en el siguiente material.


FANTASMAS / GRUPO LAMAT
Una fotografía muy interesante, nos fue proporcionada de manera anónima por un paramédico de la Cruz Roja.
En los primeros cuatro meses de este 2007 aproximadamente., un desafortunado minero perdió la vida al caer en un tiro de mina en la población de Cusihuiriachi, Chihuahua. Todo esto sucedió debido a que el minero ata su línea de vida a una viga bastante deteriorada y al tratar de descender cayo aproximadamente unos 120 mts. de profundidad.

El grupo de Paramédicos provenientes de Chihuahua y Ciudad Cuauhtemoc, llegaron al lugar de los hechos a rescatar el cuerpo ya sin vida del minero. Ellos suelen tomar fotografías para ver posibles errores y así mejorar sus técnicas de rescate, mas sin embargo al momento de rescatar al minero se puede apreciar una caprichosa forma luminosa... ¿ Acaso un fantasma?.


Las fotografías originalmente fueron llevadas a Chihuahua, y posteriormente reenviadas a la delegación de Ciudad Cuauhtemoc, donde hacen la observación de dicha fotografía ya que a ellos se les hizo muy raro.
La descripción de la fotografía por parte del paramédico es la siguiente:
"- La fotografía básicamente es de cuando va saliendo el cuerpo, únicamente junto al tiro de mina se encuentran dos compañeros que son los que aparecen en primer plano. En los pies de uno de ellos se ve la parte superior de la camilla que es donde viene la cabeza del cuerpo, en la parte posterior me encuentro yo y del lado izquierdo posterior se encuentra el elemento que toma la fotografía-".


Al preguntársele al paramédico lo siguiente:
"-¿ En ese lugar no hay forma de que se pueda reflejar algo?, ¿Cómo es esa parte de la cueva?

Él contesta...
"-Es un socavón oscuro completamente, donde se ve que se aparece la sombra es un tiro de mina de aproximadamente 20 metros de diámetro mas o menos, es un espacio muerto, no hay manera de que se reflejara ya que la pared más próxima esta retirada. No es un reflejo, no hay manera que nadie estuviera ahí parado enfrente de esa camilla... reflejo pues no sabría de que, ya que si se aprecia el reflejo de los mismos uniformes de nosotros son de un material reflejante y se ve muy claro y diferente-".

Como pueden ver la fotografía es muy interesante finalmente ustedes amigos de Enigma 900, tendrán la mejor opinión al respecto.

03 julio 2007

OVNI tentacular fotografiado en Cocoyoc

Por: Fernando J. Tellez

UFOLOGIA
La mañana del domingo 3 de noviembre de 1973, el matrimonio Jiménez (será llamado así debido a que la familia que tomó las fotos prefirió mantenerse en el anonimato) se encontraba descansando en el balneario de Cocoyoc, en el estado de Morelos; los acompañaba la niñera de su hijo, quien en ese entonces tenía pocos meses de nacido. Habían decidido regresar a la ciudad de México hacia la media tarde, con el fin de evitar los congestionamientos en la carretera. Y así lo hicieron. Apenas habían salido de Cocoyoc -aprox. a las 16:45 pm -, cuando la señora Jiménez vio en el cielo lo que a primera vista le pareció un helicóptero muy extraño.

De inmediato llamó la atención de su esposo y la niñera, para que también lo vieran, ya que a medida que el aparato se acercaba, menos se parecía a una nave conocida.
Sin dudarlo, el señor Jiménez detuvo su auto para observar qué era aquello. Tres años después, contaría:


"Detuve el coche, me bajé y vi un objeto realmente extraño, en forma de pera, pero con su vértice hacia abajo; y alrededor le colgaban unos tentáculos (cinco en total). El objeto se detuvo a unos cien metros de altitud, aunque no me considero bueno para calcular distancias. Daba la impresión de que nos estaba observando. Para esto, mi esposa y la niñera ya se encontraban afuera del coche y estaban viéndolo, al igual que yo. Creo que el estado emocional de todos era entre miedo y curiosidad, lo cual provocó que mi mujer insistiera en que nos fuéramos de allí; yo, mientras tanto, le pedía mi cámara fotográfica y ella me contestó gritando que estaba en la parte posterior de la camioneta, pero que lo olvidara y nos fuéramos.
Fui por la cámara y tomé una primera fotografía; pero entonces el objeto comenzó a alejarse. Cambié el lente normal por un telefoto y tomé dos fotografías más. Debo hacer notar que parecía que los tentáculos le servían como medio de locomoción en el aire como si nadase, ya que los proyectaba en el sentido opuesto al cual se dirigía. Cuando observábamos que se alejaba, vimos a lo lejos un segundo objeto con las mismas características del primero; se encontraba volando al ras de las copas de una hilera de árboles, y desapareció entre la maleza. Después volvimos a ver el primer objeto que había fotografiado, y observamos que iba a aterrizar, proyectando los tentáculos esta vez como patas de aterrizaje.
Atrás de nosotros había un puente donde dos niños campesinos observaban este impresionante espectáculo. Y recuerdo muy bien que uno corrió hacia el objeto, que estaba a unos 200 ó 300 metros del automóvil y posado junto a un árbol. Aunque la maleza se encontraba entre el objeto y nosotros, podíamos verlo perfectamente. Me quedé unos segundos más, para ver si alguien salía, pero a esas alturas estábamos muy asustados; me subí al coche y salimos a toda prisa".

En el relato no se encontraron contradicciones, pues éste coincidía con el de la Sra. Jiménez y la niñera.
"Era una bola con picos a los lados" recuerda la niñera. "El señor nos preguntaba que dónde estaba la cámara, y la señora gritaba que nos metiéramos al coche y nos fuéramos".

Probablemente una de los puntos más peculiares del caso Cocoyoc sean las características físicas del objeto, muy poco comunes en el grueso de la casuística.
El ovnílogo mexicano Fernando Téllez mandó a analizar las fotografías a Kodak Mexicana S.A. Los resultados fueron los siguientes, según palabras de Roberto Padilla, director de servicios especiales de Kodak Mexicana:


"Estos negativos son completamente auténticos. La cámara que se utilizó para tomar estas fotos fue una Minolta SRT 101. La primera foto fue tomada con un lente normal de 50 mm y las fotos dos y tres fueron tomadas con un telefoto de 135 mm, con película Kodacolor 80 ASA 20 Din".
"La secuencia del rollo es lógica; el defecto de la cortina es continuo; el hecho de que las fotos 2 y 3 sean más claras se debe a que, al cambiar la lente por un telefoto, se abrió un paso más de diafragma para dejar entrar más luz.
Mi conclusión es que estos negativos son auténticos; no han sido trucados. Las fotografías son verdaderas y honestas. Yo les doy un 98% de posibilidades de que son verídicas".

El de Cocoyoc es un caso muy especial. Las tomas son reales y muestran un aparato que no aparenta ser nada conocido. Estamos, entonces, frente a una prueba concreta de la existencia de objetos que nos son extraños. Para desgracia de un estudio más acabado de este caso, que aún permanece como no identificado, se ha perdido todo contacto con los testigos, por lo que se ha hecho imposible un análisis profundo de las imágenes.

Este caso salió publicado por vez primera en el número 11 de la revista "Contactos Extraterrestres" en un artículo del ufólogo Fernando Téllez titulado "Ovni tentacular fotografiado en Cocoyoc

01 julio 2007

Ocotlán, Jalisco: Zona de Actividad OVNI

Por: Fernando J. Tellez


ARTICULOS ENIGMATICOS / UFOLOGIA

Al suroeste de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, se encuentra la laguna de Chapala, un lugar que año con año se ve agonizar durante la época de estiaje, pero resurge con la llegada providencial del temporal de lluvias.

Cerca de este lugar se encuentra Ocotlán, un lugar que se ha convertido en un punto industrial importante en donde se encuentran importantes empresas y donde entrar y salen traileres llevando diversos tipos de artículos y mercancía.
En este lugar mezcla de provincia y gran ciudad, ha sido escenario de importantes casos de manifestación de objetos voladores no identificados.

Al hablar de Ocotlán y de OVNIS, es inevitable mencionar a don Raúl Domínguez López, un prospero comerciante de esta localidad, amante esposo y padre ejemplar, que un día tuvo una experiencia con uno de estos objetos, y hemos llegado a al conclusión que los casos OVNI tienen como característica que son “sucesos anormales que viven personas normales” y el caso de don Raúl no podía ser la excepción.

Don Raúl Domínguez López es propietario de mitad de un conocido cerro de Ocotlán llamado “El Chiquihuitillo”, precisamente por la forma que tiene.
En ese lugar, muchas personas empezaron a ver en el año de 1993 unas luces extrañas y esto llegó a oídos de Raúl. Afirma que desde su casa y otros lugares de Ocotlán, con la ayuda de unos prismáticos, pudo observar esas enigmáticas luces... naciendo la inquietud de poder verlas más de cerca.

Así que Raúl Domínguez López, empezó por levantarse en la madrugada para ir al cerro del Chiquihuitillo, con la plena intensión de captarlo con su cámara fotográfica. No iba a diario, pero si representó quitarle horas al sueño durante varias semanas.

El día 24 de abril de 1993 se fue en la madrugada al cerro junto con un perro que la habían regalado de unos meses de edad al que llamaban “Lobo”, que además de servirle de compañía sería una pieza fundamental en este caso. Las horas transcurrieron como siempre lentas, viendo a la lejanía las luces de Ocotlán. Ya casi al amanecer, “Lobo” empezó a gruñir dirigiéndose al lado sur del cerro del Chiquihuitillo, a lo que Raúl pensó que se trataba de alguna liebre que el perro había percibido, pero en un instante, la actitud desafiante del animal cambio a una de terror y de pánico, retrocediendo para agazaparse en la pierna de Raúl.
Nos comenta el testigo que ante tan extraña actitud le dijo: “hágase para allá, para eso lo traje al cerro para que se hiciera macho, y ahora...” y lo aventó y se volvió a regresar el animal y la segunda vez que lo alejó, vio que de pronto el perro se echó pegándose completamente al suelo y ya no se movió, tal parecía que se había desmayado; fue entonces que por atrás del cerro del lado sur apareció un objeto...

Tenía forma discoidal, no hacía ningún ruido, era de color “cobrizo” (de cobre muy pulido) y daba la impresión de venir descendiendo como que venía fallando y llegó a pasar por su mente que le podía caer encima.
Pudo observar que la parte inferior del objeto giraba en contra de las manecillas de reloj y se veía una especie de compuerta como el “diafragma” de una cámara fotográfica que se abría y cerraba viéndose algo de luminosidad blanca adentro, Raúl con todo el miedo trató de ver que había adentro, observando un vidrio esmerilado o de aumento, algo opaco y el objeto pasó por encima de él como a 30 metros de su cabeza.

Al sobrevolar por encima de Raúl, vio como las ramas de los árboles se levantaban, lo mismo pasó con su ropa y al perro se le "erizó o levantó parte del lomo”. No despidió ningún olor y sintió que bajó la temperatura... fue hasta entonces de que se acordó que traía consigo su cámara fotográfica. En ese momento reaccionó, sacó la cámara corrió unos cuatro o cinco metros para llegar a un lugar que estuviera despejado y entonces empezó a tomar fotografías...
Cruzaron varios pensamientos por la mente de Raúl Domínguez López: el primero, que los Tripulantes OVNI no confundieran a su cámara con algún tipo de arma y que pensaran que los quisiera agredir y segundo, si la cámara funcionaría correctamente. Pulso el obturador y se tranquilizó al oír el motor que avanzaba, automáticamente la película, no dejo de presionar el obturador hasta que se acabó el rollo de 36 exposiciones.
El objeto se detuvo y de la parte superior se prendieron unas luces (ver fotografía) entonces Raúl corrió a su bolsa de equipo fotográfico y extrajo de ella un rollo de 400 ASA de sensibilidad, descargó y cargó la cámara, y pudo tomar seis fotografías más.
Raúl Domínguez López quedó profundamente impresionado y todavía recuerda como si fuera ayer su impresionante experiencia. A raíz de tal encuentro, tuvo trastornos de tipo hepático que se han visto reflejado en su cara alrededor de sus ojos y en sus manos, donde han aparecido manchas blanquecinas.



FOTOGRAFIA TOMADA POR RAUL DOMINGUEZ LOPEZ DE UN OVNI
EN EL CERRO DEL CHIQUIHUITILLO EN OCOTLÁN, JALISCO


El autor de este articulo es el Lic. Fernando J. Téllez, investigador del fenómeno OVNI, de igual forma es autor de libros y publicaciones en revistas nacionales e internacionales con temas relacionados con dicho fenómeno.
Catedrático del Instituto Tecnológico Superior en Zapopan, Jalisco. Es un investigador con un gran prestigio y goza de una enorme credibilidad por ser una persona ética, integra y moral.

Fuente:
http://campus.itszapopan.edu.mx

OVNI en Liborio, Italia

UFOLOGÍA / EVIDENCIAS FOTOGRAFICAS
Serie fotográfica extraída de un video captado por Antonio Urzi y Simona Sibila el 1 de julio del 2006 a las 17:40 hrs. en Liborio, Italia.

Se aprecian dos objetos. El más cercano y que se puede
apreciar asemeja a un sombrero y puede observarse lo que podría ser unas ventanas. Según los testigos el diámetro aproximado de este objeto seria de 6 a 10 metros.















Fuente:
Los Grandes Misterios del Tercer Milenio
Por: Carlos Clemente

Año 1 No. 5 Pág. 4

Rasputin, El Sátiro Místico

Por: Pilar López Bernués
Colaboradora en Barcelona, España

ARTICULOS ENIGMATICOS
Grigori Yefímovich Rasputin nació el 22 de enero de 1869 en Petrogrado y murió asesinado el 29 de diciembre de 1916.
Hijo de campesinos, pasó sus primeros años en Siberia, sin formación académica y acabó convirtiéndose en cuatrero.
Una estancia de tres meses en un monasterio, al que no se sabe si llegó por voluntad propia o como castigo por sus fechorías, despertaron en él su aspecto místico, que pronto se identificó con la secta pseudo-cristiana de los flageladores. Su tesis era que el dolor acercaba a Dios, pero también que cuánto más se pecara más tendría Dios que perdonar. Las reuniones con los miembros de los flageladores empezaban y terminaban con borracheras y orgías, Rasputin fue uno de los más destacados seguidores.
Aunque se casó y tuvo hijos, pronto dejó a la familia para viajar en plan peregrinaje por las tierras de Jerusalén y Grecia, al tiempo que estudiaba historia, esoterismo, teosofía y varias religiones.

De aspecto imponente, y con una mirada hipnótica, Rasputin consiguió adentrarse entre la alta sociedad rusa, que empezó considerándolo un hombre santo. Las reuniones, especialmente con mujeres, terminaban en la alcoba, pero pocos cuestionaban la “santidad” de ese hombre especial que podía sanar y aconsejar con su impactante oratoria. Pocas decisiones se tomaban sin su consejo, su gran personalidad arrollaba a seguidores y detractores, cautivados además por sus místicas orgías en las que destacaba su fortaleza física y su espíritu incansable.
El logro culminante del mujik fue ser aceptado en la corte del zar Nikolas II y convertirse en amigo íntimo de la zarina. La zarina Alejandra vivía muy preocupada por la enfermedad que padecía su único hijo varón, Alexis Nicoláyevich. El niño era hemofílico y ningún médico había logrado sanarlo. Rasputín sí consiguió mejorar la enfermedad del pequeño, se cree que mediante hipnosis. Ese hecho, hizo que la zarina confiara plenamente en él, en sus opiniones y en sus ideas. Se convirtió en indispensable, en confidente, en un ser “santo” y, durante años, fue él el que gobernó, sino de forma oficial, sí real.

Por supuesto, semejante influencia no podía ser tolerada por todos. El príncipe Felix Yusupov (se dice que era homosexual atraído por Rasputín) y el primo del zar, el gran duque Dimitri P. Romanov, decidieron acabar con la vida de ese personaje, y aquí si sucedió lo increíble:
El príncipe Yusupov invitó a Rasputín a una suculenta cena preparada en el sótano de su palacio mientras el gran duque, y quizá alguno más, aguardaban en la dependencia de arriba. El vino, los licores y los pasteles contenían suficiente cianuro para un batallón, pero el mujik no parecía notar los efectos. Finalmente, desesperado, Yusupov le disparó en el pecho, creyó que le había atravesado el corazón y, efectivamente, el hombre estaba tendido y su camisa llena de sangre. Con el alboroto, sus compañeros bajaron al sótano, hubo algún problema con la luz y cuando se restableció comprobaron horrorizados que Rasputín había huído por una puerta lateral... Le dieron caza disparándole varias balas a quemarropa y echaron su cuerpo al río Neva, que estaba prácticamente congelado. La autopsia posterior reveló que el hombre murió ahogado... ¿?
Investigaciones actuales apuntan al hecho de que los servicios secretos británicos también estuvieron implicados en la muerte del sátiro místico.
Durante el proceso de asesinato, Rasputín fue castrado y su enorme pene se conseva en formol en el Museo Erótico de San Petersburgo desde 2004.
Aparte de su gran oratoria, conocimientos hiptónicos y quizá ocultistas, se le atribuyen algunas predicciones futuristas, y parece haber acertado en lo tocante a los integristas islámicos, el aire contaminado en el planeta y algunas cosas más.